como conquistar a una mujer en el chat

Como conquistar a una mujer

Desde siempre se ha dicho que la mujer es realmente difícil para conquistar. La realidad es otra y en este artículo explicaré los motivos.

Realmente lo más fácil es decir que al ser un sexo difícil, uno se acomoda y deja de ingeniárselas para llevar a la mujer por el camino deseado. Sí que es cierto que el hombre se contenta con otros hechos y la mujer quizás es más rebuscada, pero no pedimos la luna. Sólo interés?

Ante de comenzar queremos recordarte que puedes encontrar pareja a través de nuestro chat 🙂

LO PRIMERO ES LO PRIMERO

Sí, lo primero está claro que es el físico y todos nos fijamos en el físico. Sería falso decir que “hay que mirar en el interior” porque si la otra persona aún no ha mencionado palabra, es difícil saber cómo es.

Cuando dos personas, completamente desconocidas, se conocen por la calle o donde sea, sólo a través de una mirada, saben el uno del otro que se gustan.

Por el mero hecho de mirarse. Hasta aquí el primer paso dado es satisfactorio, el siguiente es que ambos sientan deseos de volverse a ver y conocerse mejor.

Está claro que la parte más difícil yace en el saber conquistar a la mujer. Te detallaré varios tips para que consigas esa primera o segunda cita con la mujer que te ha gustado.

¿CÓMO EMPEZAR?

Tanto si hablas con ella por Internet como por ejemplo en nuestro sistema que puedes ingresar desde ChatUruguay.uy como si la has conocido en directo por casualidades de la vida, hay una serie de puntos que deberás tener en cuenta y que a las mujeres no les acaba de gustar.

Si es por Internet

– Olvídate del saludo del súper simpático. Eso de decir “¿qué talguapa?” o “Hola cielo, ¿qué tal?” por primera vez asusta a las mujeres.

Si no la conoces de nada y sólo la has visto por foto (¡o ni eso!), ¿porqué le preguntas por su salud? ¿Por qué utilizas adjetivos o sustantivos que sólo se los dirías a tu pareja? Créeme, aunque no te lo digan, no les gusta. Desconfían de ti porque saben que se lo dices a todas.

– No le pidas el teléfono ni Skype. Es parecido a lo anterior. No debes demostrar tanta confianza desde un primer momento. La razón es simple, ella quiere sentirse única. Si a la primera de cambio le están pidiendo estos medios de contacto, ella sabrá que se lo pides a todas. Espérate a que sea ella quién te lo pide o espera a hablar más.

– Obviamente no la acoses sexualmente. Suena un poco directo, pero si buscas sexo directamente con una mujer, díselo desde el primer momento y deja estar las preguntas indiscretas. No sabes si ella busca lo mismo que tú, así que deberás ponérselo claro desde el primer momento para que ella decida si seguir o no conversando contigo.

SI ES EN DIRECTO

– No la mires de forma “sucia”. Mirar de forma sucia significa que le estás diciendo con los ojos que te mueres por tener sexo con ella. Eso a las mujeres les asusta porque no te conocen de nada. Si eres muy pasional, intenta evitar dichas miradas y guardarlas para más adelante.

– Saluda con los dos besos de siempre. No le beses la mano ni otro sitio. Saludo cordial y educado, siempre.

– Habla con naturalidad. Esto lo podríamos decir en ambas secciones, debes ser tú mismo y hablar con naturalidad. Después de esto, la conversación debe fluir. Si hay química, no te darás cuenta y estaréis hablando de cosas de vuestras vidas, confesiones… Piensa que el mejor comienzo es tratarla como a una amiga y ser neutro. Ella quiere ver cómo eres en realidad.

TIPS PARA QUE QUEDE PRENDIDA DE TI

Estos tips que te contaré a continuación no tendrán sentido si no le gustas físicamente. Obviamente debe haber esa física que determine que le gustas.  Tranquilo, eso lo notarás conforme vayas hablando. De forma virtual (los consejos que te daré son para chatear, ya que en directo es distinto), si ella te contesta e incluso te pregunta y no tarda mucho en hacerlo, enhorabuena, le gustas. No hay más.

En el caso contrario, si ves que tarda en contestar, que te pone excusas para no hablar o que simplemente no te contesta, olvídate y pasa a la siguiente.

– No la intimides a preguntas. No es un cuestionario. Se trata de una conversación entre dos adultos que debe ser fluida y cada uno aportará un poco de sí mismo.

– No hables sólo de ti. El “yo” por delante hace que le dejes de gustar en cuestión de segundos. Piensa que quiere sentirse especial.

– Trátala como a una amiga con un toque especial. Lo primero es conocerla un poco, ver cómo habla y, según cómo sea, orientar tus preguntas hacia un u otro lado. Es decir, si le preguntas por sus aficiones y coincidís en alguna, sería bonito que dijeras algo como:

“¡Vaya! Qué casualidad. A mi también me gusta hacer senderismo. Si nos llegamos a conocer más podremos ir siempre que queramos ;)”

Y no: “¡Vaya! Qué casualidad. Estamos hechos el uno por el otro ¿verdad?

Esto sería una mala respuesta. Ella ya se siente intimidada, atada de algún modo.

– Interésate por ella. Sí, a las mujeres nos encanta que nos hagan sentir no sólo especiales, sino el centro de atención del hombre. Si demuestras que te interesa su vida, sus aficiones, gustos, habilidades…

La tendrás más ganada. De hecho es el punto clave para que ella siga interesada en ti en un primer momento.

– No la critiques ni la cuestiones. Como he dicho, somos adultos y cada uno tiene su forma de ver la vida. Aunque seáis opuestos en algunos detalles, ¿qué problema hay? Eso es lo que hace que esa persona sea única; una combinación de gustos y habilidades explosiva.

Haz que ella se sienta bien, y se dé cuenta que aunque tú hagas lo contrario, te gusta que ella sea así, que te llama la atención.

Por ejemplo:

Él: ¿Fumas?

Ella: sí…

Él: Vaya, no me gusta nada el olor a tabaco. Además deja los dientes amarillos,

¿verdad?

Ella ya está sintiéndose cuestionada y ofendida.

Otro ejemplo:

Él: ¿Te gustan los tatuajes y los piercings?

Ella: ¡Sí! De hecho tengo unos cuantos.

Él: ah… ¿pero no crees que no son elegantes?

Ella ya se está sintiendo ofendida. La forma correcta sería:

Él: ¿Te gustan los tatuajes y los piercings?

Ella: ¡Sí! De hecho tengo unos cuantos.

Él: ¿Ah sí? ¿Y duelen mucho? A mi no me gustan mucho, pero dependiendo de quién los lleve puede hacer que me gusten de golpe, jaja

¿Has visto cómo se ha tornado la conversación? Lo que iba a ser una inminente despedida, ha hecho que ella se enganche más.

Por último, es lo que decía en un principio. No es que seamos difíciles, simplemente se nos conquista siendo uno mismo y ganando confianza. Una vez haya un tanto de la misma, ella se soltará y podréis ir más allá. Palabra de mujer ?

Comentarios de Usuarios